La Historia

La historia de Tenute D’Onghia se remonta al siglo XVIII. La casa fue construida con paredes fortificadas de la familia Rosati, de la cual toma su nombre. Además, la casa fue construida de acuerdo con las normas arquitectónicas tradicionales, usando arcos y bóvedas, vigas y cal.

El Magistrado y Presidente de la Corte Suprema Domenico Rosati construyó la casa de campo en 1934; posteriormente fue heredada por su hijo, Pasquale.

En 1964 fue comprada por Gianvito D’Onghia, abuelo de los actuales propietarios, y se convirtió en una granja de ganado.
En 2005 sus nietos formaron una sociedad agrícola para la renovación de parte de la antigua casa de labranza y así se dio a luz a la actual Tenute D’Onghia.